Yolanda Estrada

Pasión por mi familia, mi país, mi ciudad y la política.

¿Seguimos igual? No. Creo que estamos peor porque ahora estamos en la búsqueda de culpables

¿Seguimos igual? No. Creo que estamos peor porque ahora estamos en la búsqueda de culpables

Y seguimos con las noticias que tanto nos importan. Las peleas entre unos y otros. Los vetos. Los postureos. El electoralismo. Las campañas mediáticas de algunos grupos contra los mismos. Y las empresas empiezan a sufrir las consecuencias del bloqueo. Y España empieza, otra vez, a respirar con dificultad. Y los trabajadores empezamos a poner nuestras barbas a remojar o deberíamos. Y los empresarios. Y los jóvenes. Y los mayores. Los funcionarios…

¿Seguimos igual? No. Creo que estamos peor. Sin presupuestos y sus consecuencias. Sin luz al final del túnel, pero con imágenes de campaña en Galicia y el País Vasco. Puro electoralismo a costa de todos los españoles. Indignante.

Sin embargo, lo que se mantiene es el bloqueo de Pedro Sánchez a España y los españoles. Pero esta cuestión, amigos, a algunos medios no les interesa. Me da la sensación que “algunos” están ya en clave electoral y hay que agitar a la audiencia y motivarla y adiestrarla. Tienen una nueva oportunidad de intentarlo otra vez… ACABEMOS CON EL PP Y RAJOY. “No hay dos sin tres, ¿verdad?” Si lo anterior me indignaba, esto me repugna.

La realidad es la que es. A pesar de los maquillajes de unos y otros. De los que posturean y de los que bloquean. A pesar de los que vienen a cargarse todo lo que funciona. Y, a pesar, de la manipulación de algunos. Esta es la realidad.

20-D. El PP pagó sus errores difundidos hasta la extenuación por todos, obviando la buena gestión y la recuperación de nuestro país. Y, a pesar de ello, el PP ganó. Rajoy ofreció un pacto al PSOE y Ciudadanospara seguir avanzando y seguir recuperando España. Le dijeron NO. Y Rajoy con 123 votos a favor le dijo al Rey que no podía presentarse a una investidura sin apoyos suficientes. Necesitaba tiempo y así evitar las segundas elecciones.

Pero Pedrito tenía prisa y le dijo a SM el Rey que él quería intentarlo, que tenía apoyos suficientes. Mintió. Sólo le apoyaba en ese futuro gobierno de izquierdas Albert Rivera. Pedro  se negó a llamar al PP. Y fue Rivera, después de pactar con el perdedor, quien se dirigió “por carta” a quien ganó las elecciones y así explicarle su propuesta de Gobierno (publicada antes en los medios, of course). Su finalidad era pedirle su apoyo para su socio y candidato, Pedro Sánchez, y así conseguir que el socialista saliera investido Presidente.

Evidentemente, Rajoy contestó de forma epistolar a Rivera. Os dejo el link para que volváis a leer íntegramente las dos cartas. Recordemos ambas posturas, es importante.

http://www.elmundo.es/espana/2016/02/25/56cf7c8cca4741a8358b45f9.html

Y el teatrillo del centro izquierda, terminó. Segundas elecciones. El reloj lo puso en marcha Pedro Sánchez, no lo olvidemos. Y lo hizo con 131 votos (PSOE + CIUDADANOS). Y falló.

Llegó el 26-J. El PP consigue más escaños. 137. Y Rajoy sabe que tiene que defender una investidura. Y mantiene su postura de un gobierno de coalición. Con el Psoe y Ciudadanos. Mariano Rajoy vuelve a tender la mano a Pedro Sánchez. ¿su respuesta? Todos la conocemos. Ciudadanos. También sabemos lo que han dicho y han hecho. Dicen Sí, pero no me fío. Sí, pero sólo un cuarto de hora. Sí, pero legislará con la oposición. Mariano Rajoy dialoga con todos (menos con BILDU). Finalmente, Mariano Rajoy obtiene 170 síes, pero no sale investido.

Iniciamos la búsqueda de los culpables. Pongamos en marcha el ventilador y si no, que vengan los amigos tertulianos a expandir basura para contaminar con otros temas y atacar al enemigo común, el PP. Llegando así a la siguiente conclusión.

Los “perfectos” y moralistas de Ciudadanos echan la culpa a PP y PSOE. Rivera, minutos después y con las encuestas en la mano, decide dar un tirón de orejas a Pedro Sánchez. ¡Ya era hora! O era la hora o son las expectativas de su futurible debacle electoral en Galicia y el País Vasco. Da igual, lo ha dicho y eso es lo que cuenta. Pedro Sánchez culpa a Rajoy y a los vetos entre PODEMOS y CIUDADANOS, pero él  que seguía de vacaciones “llamaba desde la piscina de su urba” al Presidente en funciones para trasladarle, de nuevo, su NO. ¿Esto es serio?

Para mí esto no es serio. Ni su actitud, ni la de otros que decide o le hacen decidir según cuestiones externas y opacas que poco o nada nos cuentan a los españoles. ¿Hay alguien que se crea esos cambios de criterio en quince minutos? ¿alguno piensa que eso es regeneración y transparencia? Sinceramente a mí me cuesta mucho.

Pero es lo que tenemos. Y más que culparles a ellos, porque les hemos elegido nosotros, les reclamo y exijo responsabilidad. Muchos han confiado en un grupo que se autodenomina “del cambio”  con viejos,  nuevos y emergentes políticos. Ese cambio significa que en vez de pensar en nosotros, en las personas. En vez de pensar en el bien de nuestro país. De nuestros trabajos, las empresas. En nuestra situación internacional. En vez de todo esto, que es lo importante, piensan en ellos. En su imagen. Y hacen cálculos y se frotan las manos cada vez que el otro tropieza.

Y éstos no se han enterado. Cuando el otro tropieza, nos tropezamos todos. Y estamos hasta el gorro. Y los españoles no nos merecemos caer, una vez más.

Gracias

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.