Parece que hablar de política y de Pozuelo en El Correo se ha convertido en un ejercicio de alto riesgo… pero no dejaré de hacerlo. En libertad y con respeto.

Una no sabe nunca si hablar de Pozuelo, de tu propio municipio, puede o no molestar a algún compañero de partido. Pero, sinceramente, si a alguien le molesta que lo haga, debe hacérselo mirar. Porque Pozuelo es mi ciudad. Donde vivo desde hace más de 15 años. Donde mi hija vive y convive. Donde salgo.

Leer más