Yolanda Estrada Madrid

Candidata por el Partido Popular a la Asamblea de Madrid.

Parece que hablar de política y de Pozuelo en El Correo se ha convertido en un ejercicio de alto riesgo… pero no dejaré de hacerlo. En libertad y con respeto.

Parece que hablar de política y de Pozuelo en El Correo se ha convertido en un ejercicio de alto riesgo… pero no dejaré de hacerlo. En libertad y con respeto.

Una no sabe nunca si hablar de Pozuelo, de tu propio municipio, puede o no molestar a algún compañero de partido. Pero, sinceramente, si a alguien le molesta que lo haga, debe hacérselo mirar. Porque Pozuelo es mi ciudad. Donde vivo desde hace más de 15 años. Donde mi hija vive y convive. Donde salgo. Donde compro. Donde me tomo el aperitivo. Y donde espero pasar el resto de mis días.

Así que, si a alguien le molesta mis reflexiones cuando hablo de Pozuelo, lo lamento. Quiero lo mejor para mi ciudad y voy a seguir opinando. En libertad y con respeto.

Aunque os reconozco que estaría encantada de que esas personas tuvieran la valentía de decírmelo a mí de manera transparente y clara. Con nombre y apellidos. Con razones y argumentos. Sólo así, les respetaría. La actitud de algunos, simple y llanamente, me provoca risa. Risa y pena a partes iguales. Y alguna vez, estoy segura, tendré la oportunidad de decírselo a ellos a la cara. Porque algo nos diferencia y ese algo que quiero que siga así.

Ahora bien, si la molestia de mi opinión, se traduce en ataques “anónimos” o a través de medios inmorales financiados con dinero público; si esa molestia se combate con ataques a personas cercanas a mí; o, si esa molestia ampara la frustración de algunos y justifican sus propias difamaciones, esa molestia no es más que la descripción de la “inmoralidad” de cada uno de ellos. Por lo tanto, ni me preocupa ni me ocupa.

Yo a lo mío.

Y es que parece que hablar de política y de Pozuelo en El Correo se ha convertido en un ejercicio de alto riesgo. Tanto como el de los verdaderos y buenos políticos que toman decisiones a  favor del interés general y se la juegan, día a día por si alguien les denuncia o un fiscal “quiere investigarlos” o un juez decide, en primera instancia, imputarles. Pero, ¡cuidado!, han empezado a imputar “por omisión”. Las cosas están empezando a cambiar.

A mí no me van a amedrentar jamás. Y parece mentira que no me conozcan. Bueno, es que no me conocen. Ni a mí, ni a los afiliados del PP de Pozuelo. Y menos aún a los vecinos. Y como no nos conocen, actúan con esa temeridad.

Amigos,  hay dos pasiones que me invitan a seguir reflexionando desde mi Rincón de Libertad. La política y Pozuelo. Pero mi vida profesional, va por otros derroteros desde hace muchos años. Y parece que algunos no se han enterado.

El Partido Popular es el proyecto que llevo defendiendo desde hace más de 25 años. Y lo seguiré haciendo. Y, reitero para los que mal hablan de mi “a mis espaldas”. Yo viví de la política, seis años de mi vida. Llevo ocho años desde que dejé de ser cargo público y casi 20 sin cobrar un euro de la política. Y tengo 44. Echad cuentas, amigos.

Eso si. Sigo apostando por mi partido. Por este proyecto político. E hice más, quise cambiar lo que hay en Pozuelo y apostar por otra forma de hacer política. Y perdí, a pesar de obtener un tercio de los votantes. Pero lo intenté de forma absolutamente transparente y limpia.

Hoy sigo defiendo al PP como afiliada desde este Rincón o desde la calle, en un aperitivo, comida, cena… E, incluso, desde otras ciudades. Y pago mi cuota. Como hacen otros tantos miles de afiliados del PP. Y soy leal siempre al Partido Popular.

Pero lo que jamás haré, es aceptar porque sí las actitudes y comportamientos contrarios a nuestros principios bajo el argumento pobre y rastrero de “hace daño al partido”.

Cada opinión mía en este Rincón sobre el Partido Popular. La he expresado ANTES en la sede de mi partido en Pozuelo. Cuando me han dejado y he podido, claro.

El problema de los que hablan es que Antes no estaban y ahora que están, no se enteran de nada. Y es probable que, por ese motivo, haya cosas que corregir para que el PP de Pozuelo mejore las expectativas que tiene, en este momento,  de cara a las próximas elecciones municipales.

Lo interesante en esta reflexión es saber dónde estarán “esos” cuando dejen de cobrar de lo público…

A pesar de esos pocos, muy pocos, yo seguiré apostando por el proyecto del PP. Porque merece la pena. Porque es lo que importa. Las personas cambiarán. Vendrán otros o estarán los mismos.  Sin embargo, el proyecto político es el que permanecerá y se irá adaptando a las nuevas circunstancias y aprenderá de sus propios errores.

Amigos, no os dejéis embaucar por frases que son simples cantos de sirena de algunos que solo desean afianzarse en su actual posición. Algunos de los que me señalan desde la cobardía. Los que hablan de mí a mis espaldas, y no precisamente bien, rozando la difamación y la calumnia. Y haciendo, ahora si, tanto daño al PP.

Siempre he creído en una frase atemporal y muy verdadera: “Tiempo al tiempo”.

Y si alguno duda de mis palabras, lo quiero dejar claro: Quiero un Partido Popular en Pozuelo mucho mejor. Y ansío los mejores representantes de mi partido para las próximas elecciones. Y deseo que los que no lo merecen, no nos representen.

Algunos seguiremos apostando por el PP, por su unidad, por su proyecto político y por su regeneración.

Muchas Gracias.

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.