Yolanda Estrada Madrid

Candidata por el Partido Popular a la Asamblea de Madrid.

Las mentiras en forma de Fake News, esa nueva amenaza para la democracia, han llegado para quedarse. Y a todos los niveles. Incluido, al de alguna prensa de Pozuelo que miente por pasta

Las mentiras en forma de Fake News, esa nueva amenaza para la democracia, han llegado para quedarse. Y a todos los niveles. Incluido, al de alguna prensa de Pozuelo que miente por pasta

Las mentiras han llegado para quedarse. Este es un buen titular para desarrollar aquí mi reflexión semanal. Una reflexión nacida de la experiencia de mis últimos años y contrastada por la responsabilidad y compromiso que adquirí al ser nombrada presidenta del Foro de Transparencia y Regeneración del PP de Madrid.

Y es que las Fake News son la nueva amenaza para la democracia.

Hoy, precisamente, celebramos una mesa redonda a las 19 horas en el Aula de grado del CEU del Campus de Moncloa, en el que vamos a debatir sobre esta amenaza que acecha y limita nuestra libertad y es contraria a la transparencia que debería exigirse a todos. También, como es lógico, a los medios de comunicación.

Tengo el honor de contar con la participación del eurodiputado y Secretario General del PP Europeo Antonio López Isturiz, con los diputados nacionales  Marimar Blanco y Ricardo Tarno, con el profesor universitario de periodismo Ignacio Blanco y con el director del El Imparcial, Joaquín Vila.

La apertura correrá de manos de un político que lucha día a día contra las Fake News de Manuela Carmena: El candidato del PP a la Alcaldía de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

Por supuesto, estáis todos invitados a escuchar y participar en este debate. Porque más pronto que tarde, este tema copará muchos debates de seguridad nacional e internacional y el PP de Madrid se lo está tomando en serio.

Las Fake News no es solo el resultado de una mentirijilla difundida sin más. Tampoco es una operación de marketing contra una persona concreta. Ni siquiera es una campaña per se de difamación personal. No. Las Fake News han nacido con el objetivo de manipular la información y así alcanzar un objetivo. Controlar el poder.

Y en Pozuelo, también existen. Por desgracia.

Cuando uno lee un titular de algún medio de comunicación y ese titular es desmentido por sus fuentes de manera pública, no lo dudéis, es una Fake News que pretende manipularnos a todos. Sobre todo a los que, inocentemente, leen y se creen lo que leen.

¿Cómo va a mentir un medio de comunicación local? ¿Para qué?

Mirad amigos, el periodismo está sufriendo una de sus mayores crisis de credibilidad y de financiación. La credibilidad la están rompiendo aquellos que, apelando al derecho a la información y la libertad de expresión, mienten. Objetivamente, mienten. Deliberadamente, mienten. Y esto puede hacernos pensar que todos son iguales. Y no es así.

¿Trucos? Muchos y muy variopintos. Porque una cosa es la información y otra la opinión. Los promotores de fake news suelen colar sus falsos titulares o falsas encuestas entre informaciones objetivas y verdaderas. Así pretenden convencer al lector, al receptor de la mentira “urdida y premeditada”, para manipular sus sentimientos y su información.

Y hoy, además, entran en juego las redes sociales. Con titulares impactantes. Buscan el click fácil. Porque las mentiras son más atractivas que la verdad.

Quiero pensar que esos medios locales que fomentan Fake News, por ejemplo, aquí en Pozuelo, (el denunciado públicamente por mí y por otros medios locales, el grupo Cauro Media) tiene sólo un objetivo: Financiarse públicamente durante más años.  Seguir manteniendo un sueldo público, aunque no se acuda a su puesto de trabajo con la regularidad que se exige a los demás trabajadores.

Seguir manteniendo publicidad institucional, a pesar de que el susodicho se “etiqueta” como trabajador del departamento de prensa y al mismo tiempo “asesor” de a quien prescribe como beneficiario de publicidad municipal.

Y a pesar de que es el medio que informa al margen del Código ético de buenas prácticas en el periodismo, vulnera una y otra vez normas éticas que otros periodistas respetan e intentan no vulnerar, a pesar del titular.

Hablando en plata, la pasta. La dichosa pasta. Esa es la que justifica la difusión, creación y fomento de las Fake News.

Las Fake News, normalmente, tienen a sus promotores cerca del poder . Y lo que pretenden es manipularnos para seguir viviendo gracias al poder.

Es obvio que hay quienes tienen poder para alcanzar sus objetivos y quienes solo son aprendices de los grandes. Y en Pozuelo, sin menospreciar el daño que se pretende hacer a la libertad con la manipulación, no se llega, ni de lejos, a alcanzar el objetivo deseado.

Porque aunque es a nivel local se pretende manipular para seguir “chupando”. La cosa pinta bastante más seria a otros niveles. Y hay que saber separar también los problemas. Aunque el origen y la finalidad sea la misma: Limitar nuestra libertad. Mentir. Ocultar la verdad.

Las Fake News están siendo un problema serio de ciberseguridad. Atenta contra modelos de democracia. Y debemos conocer la realidad.

Y la realidad, amigos, nos obliga a ser conscientes de que hay un grave problema. El Gobierno del PP, de Rajoy, intentó estudiar y frenar desde el Congreso esta amenaza. Pero el señor Pedro Sánchez decidió mirar a otro lado cuando accedió a Gobierno.

Parece que las Fake News son un tema que algunos prefieren no tocar.

Seamos conscientes de esta nueva amenaza. Apoyemos una regulación justa y equilibrada. Y, denunciemos todos aquellos medios que mediante Fake News solo pretenden seguir engordando sus cuentas.

Por la libertad, la democracia y la verdad.

Muchas gracias.

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.