Yolanda Estrada Madrid

Candidata por el Partido Popular a la Asamblea de Madrid.

In memorian de Diana Quer: Solo queda que su asesino sea condenado a prisión permanente revisable por la Justicia, salvo que la oposición quiera acabar con esta acertada pena

In memorian de Diana Quer: Solo queda que su asesino sea condenado a prisión permanente revisable por la Justicia, salvo que la oposición quiera acabar con esta acertada pena

Empiezo el Año triste. Recordando a una vecina de Pozuelo. Una joven que podría haber sido mi hija. Que, aunque no se conocían, tenían amigas comunes. Ilusiones comunes. Gustos musicales parecidos. Que tenían, probablemente, sueños parecidos. Que, casi seguro, hablaban las mismas cosas con sus amigas. Hoy, amigos, quiero empezar el año recordando a una joven pozuelera. Cuya vida fue arrebatada injustamente por un asesino. Y hoy quiero empezar el Año recordando a esos padres y hermana. Su sufrimiento. Su dolor. Su rabia. Impotencia.

Hoy quiero rendir un pequeño homenaje a Diana Quer. A ella y a todas aquellas personas a las que “animales” como el apodado “el Chicle” deciden acabar con su vida. Sin motivo. Sin razón. Con ensañamiento. Silencio. Y absoluta cobardía.

Estoy segura que todos los padres sentimos que una parte de nosotros moría junto a la noticia. Diana Quer fue asesinada. Estoy segura que todos acompañábamos a los padres de esta joven en la esperanza de que su desaparición hubiera sido una travesura de adolescente. Una huida sin sentido. Sin embargo, la realidad, nos ha llevado al punto en el que la razón nos debía haber llevado. Diana jamás hubiera abandonado a su familia.

Y ahora, ¿qué?

Leo las noticias y no encuentro sentido a muchas de las cosas que han sucedido en este año y medio desde su desaparición. Sin embargo, la labor de la Guardia Civil, a pesar del sobreseimiento provisional del juez, ha sido clave, una vez más, para capturar al asesino de la joven y conocer la verdad. Una vez más, amigos. Gracias a la labor de este Cuerpo Nacional por defender nuestros derechos y nuestra libertad. Y no descansar.

Si. No descansar. Porque mientras un juez decidió no seguir practicando diligencias para averiguar qué pasó. Ellos. La Guardia Civil. Continuaron. No se rindieron. Y, finalmente, dieron con el culpable.

Leo que algunos critican que el motivo del sobreseimiento ha sido que se han reducido los plazos para las instrucciones penales. ¿La culpa? Obviamente del Gobierno que modificó los plazos.

Resulta que en un país como el nuestro donde la norma es la excepción. Es decir, estamos cansados de leer que se amplían “excepcionalmente” plazos de instrucciones penales en casos, por ejemplo, de presunta corrupción y no pasa nada.

Años. Muchos años y dinero público para investigar hechos presuntamente delictivos, algunos prescritos. Y no pasa nada. Ahora bien. Un caso como la desaparición de una joven. Con los informes de la Guardia Civil apuntando a varios sospechosos. Una familia destrozada. El principal sospechoso, actualmente principal acusado, con antecedentes delictivos. Y el juez, decide, no ampliar el plazo de instrucción.

¿Cómo se puede explicar esta situación a la familia? A esos padres. Hermana. Hoy todos tenemos el corazón roto por este lamentable suceso. Y queremos que se haga justicia.

Justicia, amigos. Y se abre el debate de la prisión permanente revisable. Esa pena privativa de libertad en supuestos de excepcional gravedad, que aprobó el PP en 2015. Pena que la oposición en bloque quiere suprimir de nuestro ordenamiento jurídico. En bloque y con el posicionamiento “de perfil” de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, como siempre. Porque se abstendrá en la votación y así ayudará a la oposición de izquierdas a ganar este debate en el Congreso.

Si la prisión permanente revisable se debe aplicar solo a asesinatos especialmente graves, genocidio o crímenes de lesa humanidad. Si esta pena no ha sido declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional. Si, según se desprende de su aplicación, se preserva el principio constitucional de reinserción social del reo con la “revisión” de la pena, una vez cumplida íntegramente una parte de ella. Si todo esto es así. Que es lo que es.

¿Por qué toda oposición y Ciudadanos quieren anular esta sanción penal?

No es cuestión de usar demagógicamente casos particulares. Concretos. Se legisla con visión general. Velando por nuestros derechos. Y no para hacerse platós de tv. Sin embargo el espíritu de esa sanción que se propuso y aprobó en el marco de la política antiterrorista yihadista, se amplió a casos como este.

Asesinatos especialmente graves.

¿El presunto asesino  de Diana Quer debe librarse de la petición de esta sanción gracias a la oposición parlamentaria de la izquierda política?

Quizá pareciera demagógica si les respondiera a PSOE, PODEMOS O Ciudadanos que hay que tener un poco más de empatía con las familias que han sufrido este tipo de asesinatos.  Que está muy bien eso de agitar una bandera que el PP no ha dejado de defender, la reinserción social. Pero que también tenemos que defender la vida. Y creo, honestamente, que a veces les falta fuerza a estos partidos de izquierdas defender la vida.

La vida de Diana y de otros jóvenes que han sido brutalmente asesinados. Chicas violadas. Vejadas. Personas a las que les han arrebatado la vida de una manera miserable, cobarde y sin un ápice de remordimiento ni arrepentimiento.

Amigos, como demócrata. Defendamos la Constitución. Nuestros principios y valores. Pero no olvidemos que la vida es otro de ellos. Y quienes deciden tras arrebatar la vida de otra persona, claro que tiene derechos, pero tienen una obligación. Cumplir su condena. De forma íntegra. Ejemplar.

No es venganza, amigos. Es justicia. Justicia para las víctimas. Justicia por la vida. Y justicia por la sociedad. Y ahora que expliquen los partidos políticos a familiares y amigos de Diana Quer por qué debe suprimirse la prisión permanente revisable.

Lamentablemente este debate no devolverá la vida a Diana. Ni tampoco el análisis de por qué se decretó el archivo provisional por parte de un juez. Tampoco la labor encomiable de la Guardia Civil. Nada de esto hará que Diana vuelva con su familia.

Sin embargo, podemos conseguir que casos así no vuelvan a repetirse. Y si se repiten. Que sepan los asesinos. Que lo pagarán. Que responderán ante la sociedad. Y que lo tendrán muy difícil para salir a la calle y volver a hacer algo así a otra joven.

Descansa en Paz. Diana. Bonita. Se hará justicia.

Gracias

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.