Yolanda Estrada Madrid

Diputada por el Partido Popular en la Asamblea de Madrid.

Hoy, más que nunca, apoyo la Prisión Permanente Revisable, porque es de justicia y para que la muerte de Gabriel se castigue conforme a derecho. De paso, condeno la frivolidad de C’s

Hoy, más que nunca, apoyo la Prisión Permanente Revisable, porque es de justicia y para que la muerte de Gabriel se castigue conforme a derecho. De paso, condeno la frivolidad de C’s

Cuanto más escucho a los de Ciudadanos, más me entristece la política que se está aplaudiendo. La del postureo, la de la ausencia de principios y valores. La política de “donde dije digo, digo Diego”. La del “tensiómetro electoral”. Una forma de hacer política que algunos están defendiendo, representando y alentando. Y me entristece.

No llego a entender cómo es posible que un partido sin ideología, sin ideas, sin propuestas firmes, sin convicciones, sin proyecto propio, pueda subir tanto en las encuestas. Y, presumiblemente,  lo haga en las urnas. No lo entiendo. Tendremos que analizar entre todos qué están haciendo mal nuestros dirigentes. Porque, a veces, lo que no sabemos pesa más que lo que vemos, nos enseñan y escuchamos.

Ciudadanos es un partido nacido de arriba a bajo, sin una base inicial. Sin saber sus “motivos”. Ese nacimiento “De arriba abajo” algunos lo han relacionado con el apoyo que recibió Albert Rivera por parte de “algunos” contra el PP. Porque Rivera, hace años, casi desde su nacimiento con aquella pancarta “desnudo”, estaba muerto políticamente hablando.

¿Por qué se ha disparado Ciudadanos? ¿Por qué se ocultan las grandes meteduras de pata de la otra grande “ciudadana” de la política, Inés Arrimadas?

Parece un expediente x que, algún día, espero todos conozcamos. Por transparencia. Y combatir con argumentos lo que “increíblemente” se tapa, se oculta, se calla y no se publica.

Sin embargo, esta semana quiero reflexionar, una vez más, tristemente, sobre la prisión permanente revisable. Y aquí sí les han tocado. Me refiero a los políticos de Ciudadanos. Todos. La sociedad, la prensa y el “tensiómetro social”.

El cruel asesinato del pequeño Gabriel (cruel por lo que fue en sí mismo y más cruel por quien lo ejecutó) ha devuelto el debate sobre la derogación de esta sanción penal.

Y hablemos del color que para algunos es muy importante. Incultos, paletos y desalmados han llamado racistas a aquellos que han llamado asesina a su ASESINA. Porque es de color… negro.

Esta mujer de color ha matado a un niño de ocho años. Un niño indefenso. Un niño del que, presuntamente, se aprovechó por la relación que tenía con su padre. Un niño al que, según ella misma, ha estrangulado. Un niño que llevaba 12 días desaparecido porque ELLA lo ha ocultado. Un niño al que España entera esperábamos. Y ella, esa ASESINA, ocultaba y con su absoluta sangre fría, buscaba junto a familiares y voluntarios.

La verdad es que esta ASESINA poco tiene en su defensa, salvo su color. Así al menos, esos botarates de un izquierda radical tienen un motivo para defenderla. Que es negra.

Pues a mí, amigos, su color me importa poco. Porque es su corazón el que se empaña de una negrura tal que resulta igual que otros asesinos como el CHICLE.

La rabia es un sentimiento. Es verdad. Y a veces hay que sacarla. Y, a veces, hay que llorarla. Pero, también, hay que ponerle remedio o castigar a los culpables con la máxima pena.

Como sabéis, siempre he defendido la prisión permanente revisable. Hoy, se debatirá en el Congreso de los Diputados propuestas para frenar la derogación que facilitaron PNV, PSOE, PODEMOS y Ciudadanos.

De todos estos partidos políticos solo Ciudadanos ha cambiado, una vez más, de opinión. ¿Será el tensiómetro electoral o social? Seguramente. Porque en su día atacaron al gobierno por haber aprobado esta medida en el año 2015. Y de eso no hace tanto. Noviembre de 2017.

Ahora, desde Ciudadanos dicen que quieren impedir “una derogación en caliente”.

¿Pero hay alguien serio que les crea? Ellos pactaron derogarla con el PSOE. Luego se abstuvieron y acribillaron al gobierno del PP por haberla aprobado en 2015. Y con su postura permitieron que se tramitara la derogación. Después del asesinato de Diana Quer, siguieron absteniéndose contra su derogación en cientos de ayuntamientos. Y después de ver la realidad social y reunirse con la familia de Diana Quer….

Cambiamos de postura. Algunos podrían defender su cambio de postura y yo lo asumo, pero me inquieta.

En estos debates de valores y defensa de la vida apoyaré sin ningún atisbo de duda al único partido del Congreso que siempre ha defendido esta sanción penal: El Partido Popular.

Porque, al hilo de las palabras de Ciudadanos, si algún partido político cambia “en caliente” constantemente, ese es Ciudadanos. Cambian de principios y valores, me asusta. Me aterra. Y esta forma de hacer política, no da seguridad a ninguna sociedad. Sin duda, alguna.

Hoy, lloramos a Gabriel. Recordamos con pena a Diana Quer, Mari luz, Marta del Castillo, Sandra Palo y tantas y tantos. Y por ellos, deberíamos abandonar el oportunismo político. Deberíamos ser sinceros y defender lo que pensamos sobre la vida. Sobre ella y sobre la sanción que deberían cumplir terroristas o asesinos de esta calaña.

Y no buscar rédito político en algo que duele y nos ha hecho tanto daño.

Gracias.

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.