Yolanda Estrada Madrid

Diputada por el Partido Popular en la Asamblea de Madrid.

Entre pucherazos naranjas anda el juego político actual y C’s debería solucionarlos en lugar de justificarlos diciendo, por ejemplo, que en el PP no se vota cuando saben que eso es una mentira impúdica

Entre pucherazos naranjas anda el juego político actual y C’s debería solucionarlos en lugar de justificarlos diciendo, por ejemplo, que en el PP no se vota cuando saben que eso es una mentira impúdica

Esta semana no me queda más remedio que reflexionar sobre los pucherazos. Pucherazos, manipulación, irregularidades…

Si, amigos, yo entendiendo como pucherazo, la alteración de un resultado democrático para alcanzar un resultado “deseado”.

Como presidenta del Foro de Transparencia y Regeneración del PP de Madrid, tengo que admitir que este tipo de alteraciones justifica que la transparencia de “algunos partidos emergentes” ni es tal, ni es mejor que la de otros.

Así que eso de que Ciudadanos es más transparente que el PP, no solo es una falsedad absoluta, una fake en el más puro estilo degenerador, sino que es la constatación de que C’s es el resultado de titulares mediáticos y de un proyecto surgido “a bote pronto”. Hasta que han empezado a rozar el poder…

En Castilla León se ha descubierto una irregularidad manifiesta en las primarias para ser candidato de Ciudadanos a esa Comunidad. 82 votos nulos. 82. Y todo para que saliese victoriosa la candidata “apoyada” por el aparato nacional contra, parece ser, el candidato del aparato regional.

En pocas y vulgares palabras: Pucherazo.

En Pozuelo parece ser que las primarias de Ciudadanos no se van a celebrar porque, según sus normas internas, al no superar la cifra de 400 afiliados la formación naranja, será el órgano correspondiente de C´s (no sus militantes o afiliados) quienes elijan al candidato en nuestra ciudad.

Pues bien, por mi parte, y respetando esta forma de designación, leo esta semana la afirmación contundente del presidente de Ciudadanos Albert Rivera justificando las irregularidades y el pucherazo fallido en CyL en su formación y, ante eso, no me queda más remedio que contestar.

Dice Rivera que su partido es democrático y que en otros partidos, el mío, “está prohibido votar”.

Y esta contundencia me recuerda aquella vez que insultó a todos y cada uno de los que somos votantes del Partido Popular. Y si entonces no callé, ahora tampoco.

Amigos, el cinismo en política está a la orden del día. Y Rivera es un ejemplo de tal cinismo y del “todo vale”. Así que no tendré que poner otros ejemplos, ni siquiera mirando a mi ciudad. Pozuelo.

Hay políticos que intentan “sortear” las normas internas de sus propios partidos para alcanzar el objetivo deseado, incluso contra la militancia. Y unas veces se gana y otras, se pierde.

Pues bien. Es verdad que en el PP no hay primarias para elegir a los candidatos a la comunidad o a las alcaldías. Es cierto. Pero nadie nos ha prohibido votar. Es más, los afiliados elegimos entre seis candidatos al presidente actual del PP y candidato a la presidencia del Gobierno. Ganó Pablo Casado.

Afirmar que en el PP nos prohíben votar, no solo es mentira, sino que, lo único que demuestra, es la necesidad que tiene Rivera de excusar su propia “manipulación”. Y esto es preocupante, amigos. Y no es lo que se predica de la transparencia y la regeneración. No, en absoluto.

Los afiliados del PP hemos elegido y votado una estructura de partido con órganos democráticamente elegidos y con funciones definidas. Y nuestros Estatutos son públicos.

Para ser candidato a la comunidad que corresponda, la propuesta emana del Comité electoral autonómico correspondiente y la aprobación es del comité electoral nacional. Y para los candidatos municipales de capitales de provincia la aprobación corresponde al comité electoral nacional.

Con este sistema, ¿puede haber injerencias? Puede. Pero lo que jamás habrá es pucherazo.

Que conste que soy defensora de candidatos que representen a los afiliados. Pero no estoy convencida que las primarias sean la mejor opción para ello. Quizá debería empezar a ponerse en marcha otros criterios de selección basados en mérito y capacidad, a la par que apoyo de la militancia. Pero pucherazo en el PP, no. En el PP no hay pucherazos. Y votamos. Directa o indirectamente. Pero votamos aunque Albert Rivera diga que lo tenemos prohibido.

Ciudadanos nos venden la “moto” de que son más transparentes que nadie. Y,

cuando nos dicen que ellos son los más democráticos del “planeta”, aparecen 82 votos nulos que inclinaban la balanza “casualmente” hacia la dirigente “nacional” de Ciudadanos contra el criterio su militancia.

Aún no tienen la llave de la caja y ya veis… Y parece que el follón de CyL se extiende a otros sitios, incluido Pozuelo donde se cuestiona ya la forma de “selección” de la formación naranja. “Más madera!!”

Yo no voy a hacer lo mismo que Rivera. Yo si respeto la democracia de los partidos. Y más respeto aún se merece su militancia. Así que me alegro que el pucherazo “fallido” haya sido detectado, denunciado y “arreglado”. Pero sobre todo me alegra poner en conocimiento de todos que la transparencia y la regeneración de Albert Rivera y su partido, pasa por escándalos como estos.

Y, cómo no, señalando al PP, mintiendo cínicamente. Para justificar sus propias debilidades.

En fin, amigos, queda mucho por hacer en transparencia y regeneración, también a la hora de elegir a los candidatos. Pero ni Ciudadanos es ejemplar de nada, ni ningún otro. Todos tenemos que ser autocríticos e intentar avanzar. Y no avanzaremos si señalamos a los demás ante la sociedad y nos ponemos como ejemplos de todo o nada.

Porque todo o nada, no existe.

Muchas gracias.

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.