Yolanda Estrada Madrid

Candidata por el Partido Popular a la Asamblea de Madrid.

En defensa de la grandeza del Partido Popular. Esa que no está en la foto o en el titular de prensa, esa que reside en todos y cada uno de los afiliados y esa que está por encima de personalismos

En defensa de la grandeza del Partido Popular. Esa que no está en la foto o en el titular de prensa, esa que reside en todos y cada uno de los afiliados y esa que está por encima de personalismos

Hoy quiero escribir sobre mi partido. Sobre el PP. Sobre su grandeza, su magnitud, su progreso… Su madurez.

Quiero reflexionar sobre un proyecto político que supera personalismos, hoy de moda con partidos como el de Albert Rivera. O de Pablo Iglesias. Algunos aplauden esos liderazgos. Yo, en cambio, los cuestiono. Por eso soy y seguiré siendo afiliada del Partido Popular.

Sí, amigos, el Partido Popular está por encima de personalismos. De nombres propios. De “protas” de la política. De aquellos que aspiran a un buen titular, a una buena o “retocada” foto o de aquellos que simplemente, buscan llevarse bien con los periodistas y así “que hablen bien de uno”.

Aunque, “haberlos haylos”, cada vez están más aislados y más señalados que nunca. Porque mi partido, el PP, y su presidente, Rajoy, saben que la grandeza de nuestro partido no está en una foto. O en un titular. Saben que la grandeza no se mide por “me gustas” o por amiguetes de redes sociales. No. Y menos aún se mide porque determinados periodistas callen noticias relevantes que les afectan a ellos o a familiares cercanos.

La grandeza de mi partido no entiende de postureos. Ni entiende de personajes que un día optaron por la cosa pública por interés personal. Ni lo entiende, ni lo justifica, ni lo avala.

Otra cosa es que descubramos que los tuvimos, los tenemos y, probablemente, los tendremos. Son los que por encima de las siglas PP están ellos. Y, simplemente, ellos. Ellos y su prepotencia. Su arrogancia. Y, si me lo permitís, su incapacidad y frustración.

Es muy difícil controlarlo todo. Es más, mi partido apuesta por la libertad. Cree en la responsabilidad individual. Y jamás ha ejercido de policía con nadie. O “contra nadie”. A veces pienso que esto último deberían haberlo hecho hace mucho tiempo. Nos habríamos ahorrados disgustos presentes, pasados y los que vendrán, si vienen, en el futuro.

Pero no. El PP es un partido político y no la comisaría del distrito de Chamberí, por poner un ejemplo.

Y aprende de sus errores. Porque con la juventud del partido político de referencia del centro derecha español (el PP solo tiene 40 años de existencia) ha sido gestor y ha pilotado su proyecto político en miles de municipios españoles. En casi todas las Comunidades Autónomas. Y ha gobernado España. Está gobernando España.

Otros sin experiencia acreditada pero ya con muchos años dedicados a cobrar de lo público, nunca han tenido ninguna responsabilidad. Nunca. Y les escuchamos criticar, amenazar y señalar. Esta es la nueva política.

Sin embargo, aunque los de Rivera nos adelanten en todas las encuestas; aunque Ciudadanos sea el partido de moda de algunos periodistas y medios y de muchas empresas; aunque todo eso pase, a Ciudadanos le falta mucho para conseguir tener la grandeza del Partido Popular.

Y, lo digo con absoluto convencimiento. Los partidos políticos que nacen, como el de Rivera, desde platós de televisión “creando” un líder, promocionando al líder, haciéndoselo fácil al líder. Sin proyecto político. Pero con mucha palabrería demagógica. Están abocados al fracaso porque se han creado de arriba hacia abajo. Jamás tendrán nuestra grandeza.

Y es verdad. Tengo que reconocer que a veces la grandeza del PP ha sido pisoteada, olvidada. Arrinconada. Es verdad. Incluso, algunos se han dedicado a “machacarla”, a ignorarla y, ¿por qué no decirlo?, a reírse de ella.

Pero todo eso terminó hace tiempo. Y si alguno queda por ahí, terminará pronto. Mariano Rajoy sabe cuál es la grandeza del PP. Y la defiende. Y la ha defendido. Porque podremos no gobernar, perder elecciones, Ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos… Pero nuestra grandeza, continuará.

Porque el Partido Popular y Mariano Rajoy entienden, como ningún otro partido, que la grandeza del PP reside en todos y cada uno de los afiliados. De todos aquellos que, sin esperar nada a cambio, defendemos el proyecto político del PP.

“Sin esperar nada a cambio”, amigos.

Por eso me siento orgullosa de ser afiliada y votante desde hace más de 25 años del Partido Popular. Porque cuando voy a un acto, veo cientos o miles de personas que defienden el mismo proyecto político que yo. Porque cuando hay elecciones, compruebo la cantidad de personas que trabajamos por defender nuestras ideas. Y pasan los años. Y seguimos ahí. Porque, en cada Congreso, por cada rincón de España, Pueblo o Ciudad, hay una sede del PP.

Porque hay gente buena en el PP. Muy buena. Porque hay muchos políticos que no salen en la foto y son fantásticos. Porque somos una gran familia. Y porque el Partido Popular es lo que es gracias a sus afiliados.

En Madrid, Murcia, Pozuelo o Vitoria.

Gracias.

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.