Yolanda Estrada Madrid

Diputada por el Partido Popular en la Asamblea de Madrid.

El 27 de septiembre se celebran, una vez más y por tercera vez en cinco años, elecciones autonómicas en Cataluña. ¿Qué sucederá?

El 27 de septiembre se celebran, una vez más y por tercera vez en cinco años, elecciones autonómicas en Cataluña. ¿Qué sucederá?

Llevamos viviendo una situación de absoluta desfachatez por parte del gobierno de Cataluña desde hace ya unos años. Una situación insultante para el resto de españoles pilotada por los independentistas radicales-separatistas. Nos agota el tema. La independencia de Cataluña. Los españoles estamos HARTOS.

Aunque es mayor mi indignación cuando veo a políticos que aspiran a ser Presidentes del Gobierno de España entrar en su juego, en el juego separatista, y convierten en demagogia todas sus declaraciones y propuestas. Me produce una impotencia enorme que muchas personas no lleguen a entender el grado de engaño al que se les somete día a día, titular tras titular y todo envuelto en palabras que a todos nos pueden llegar a  gustar. “Cambios constitucionales. Diálogo”.

Estoy de acuerdo con que pueda haber  un cambio en nuestra Constitución, siempre y cuando sea necesario y mejore los derechos de todos los españoles.

Pero, lo que no es de recibo es anunciar “reformas”, sin concretar; reformar por reformar y, lo peor aún, sin garantías de que puedan llevarse a cabo esas reformas prometidas.

La Constitución fue el resultado del consenso entre todos: los que ganaron aquella maldita guerra, los que la perdieron, los nacionalistas, la derecha, izquierda…. Todos. Tenemos una Constitución que rompió con un régimen dictatorial, con una etapa anterior, y aspiró a obtener el apoyo de los españoles.

Y lo obtuvo.

El artículo 2 de nuestra Carta Magna afirma que nuestro marco de convivencia (Constitución) se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación Española y además reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre ellas.

Pues bien, los catalanes que votaron en el año 78 dijeron SI a esta Carta Magna y a este artículo 2. Más del 90% de los votantes catalanes reconocieron esta realidad.  Fue la segunda Comunidad Autónoma que más apoyo dio a nuestra Constitución. Hecho relevante en la actualidad y me hace plantearme la siguiente pregunta: ¿Qué ha sucedido entre el 78 y 2015?. La respuesta me viene automáticamente a la cabeza. Veo la cara de Jordi Pujol, CIU, los tripartitos de la izquierda, del independentismo. Entonces concluyo que la manipulación de los independentistas en materias tales como la Educación o la Comunicación de forma paralela a ese sistema corrupto que convive en Cataluña desde hace más de 30 años han tenido algo que ver en esta evolución de sentimientos.

Y volvemos al concepto piramidal de este “debate separatista”. Indisoluble unidad de la Nación Española.

Tenemos que escuchar las “propuestas” que algunos ponen sobre la mesa para resolver el problema. “Cambiar el modelo de Estado: una España federal”. ¿Acaso tiene esta propuesta socialista una base sólida? Teniendo en cuenta que acaban de pactar con los separatistas en la Federación española de municipios, la española, que conste!!, excluyendo al PP, ¿qué credibilidad tienen el PSOE actual frente a los españoles?.  Este actitud y la propuesta “federalista”  lo que demuestra es una absoluta complicidad con los independentistas. Pero, además  demuestran o bien una ignorancia considerable sobre el contenido de nuestra Constitución, lo cual me preocuparía bastante, o bien que utilizan con descaro la mentira para conseguir más votos.

Seamos serios y realistas. El PSOE plantea cambiar el Modelo de Estado para contentar a los independentistas moderados, olvidándose así del resto de españoles. Faltan a la verdad, una vez más. España optó por el modelo de las autonomías frente al federalismo porque se garantizaba la descentralización, la solidaridad y, muy importante, la unidad de España. Aquellos que proponen ese cambio, ¿qué proponen, acabar con el principio de solidaridad? ¿qué proponen, lo que piden los independentistas? Desgraciadamente, creo que si.

En mi opinión, esto no es un problema de la Constitución, ni de competencias, ni de propuestas o no propuestas.

Aquí hay una realidad objetiva. Unos señores dicen que se quieren pasar la Constitución y las normas del Estado español por el “forro”. Unos señores que han sido autores, cómplices o encubridores de la situación económica de Cataluña quieren reconvertir esa situación buscando unos culpables, “España”. Observamos sorprendidos como la derecha, izquierda, izquierda más radical, futbolistas, escritores… se unen todos por el Si a la secesión. ¿Por qué? Porque hay mucho que esconder.

Los partidos políticos plantean cómo resolver la situación en Cataluña y nos encontramos a la mayoría diciendo lo que todos queremos oir. ”Con diálogo”. Que bien suena, ¿verdad?.

Si quieres ser un político “guay” utiliza el verbo dialogar aunque sea con personas que incumplan nuestra Gran Norma. Seremos “guays”, moderados, gustaremos a más personas y sobre todo a aquellos que no tienen ni idea y opinan y salen en la tele o escriben en periódicos. Seremos “guays”.

Lamentable. Dicho sea sin ningún tipo de respeto a aquellos que juegan con algo tan importante como es la Nación española, su unidad y el respeto a todos nosotros. El resto de españoles porque también tenemos derechos.

El diálogo debe ser en igualdad de condiciones. Yo cumplo. Tú cumples. Nos sentamos, dialogamos y pactamos. Yo cumplo, tú no cumples y agitas el incumplimiento. No tengo nada que decirte. Que actúe la justicia.

Cuando en Cataluña se ha respetado la Constitución, los gobiernos (PSOE o PP) se han sentado a pactar transferencias de competencias. Han dialogado. Por cierto, diálogo ahora criticado por Ciudadanos. No entiendo nada.

En definitiva, el diálogo debe versar sobre el respeto a nuestras Normas y en ellas encontrar un espacio de entendimiento. No se dialoga con amenazas y rupturas.

Pero a algunos partidos políticos les da miedo ser contundentes en este sentido. Piensan solo en cómo sacar más votos. Cómo dividir el voto entre aquellos que apuestan por el sentido común. Y, ¿qué hacen? Proponer falsos federalismos innecesarios, aunque luego salgan con la bandera española detrás de sus atriles para que a nadie se les olvide que apoyan a España (PSOE).

Otros, como CIUDADANOS, son más jóvenes, están bien aleccionados y apadrinados, pero juegan al misterio de con quién pactarán. Creen que son la verdad absoluta e impoluta de la política actual española. Con la irresponsabilidad de quien no ha gobernado nunca ni en su comunidad de vecinos, no desaprovechan ni un minuto para atacar al PP. Aunque el enemigo no sea el PP. Qué más da! todos contra el PP. Son votos!!  Ciudadanos no aceptan la mano tendida del PP para pactar contra los independentistas porque en 2011 pactaron con CIU para desbloquear unos presupuestos en Cataluña. Escalofriante. El PP pacta para no perjudicar a los catalanes y Ciudadanos lo critica. ¿El objetivo no es dar estabilidad a los gobiernos? Si no es así, que nos expliquen qué es lo que han hecho ellos en estas últimas elecciones. Showmen y showwomen de la política. Lanzan mensajes según los resultados de las encuestas. Ahora los de Albert Rivera dicen que no se puede ser “radical” como el PP y que la culpa de todo es de Mariano Rajoy  y su inmovilismo. Por supuesto no les falta el argumento que más aplausos arranca en este país, “Hay que dialogar”. Pero, ¿la responsabilidad de la situación de Cataluña no es del PSOE y PP por dialogar? No se entienden ni ellos mismos. Pero les aplauden. Para Ciudadanos defender la unidad de España y la solidaridad es ser radical. Pero obtendrá muchos votos.

En fin, que entre los unos y los otros, la cosa pinta mal en Cataluña. Y la única solución es que todos se unan en un mismo mensaje. Todos aquellos que de verdad sientan que España tiene que avanzar con Cataluña y a la inversa, aquellos que de verdad piensen que los catalanes merecen un gobierno digno, recto, responsable y que les saque de la inmensa crisis en la que se hallan. Todos aquellos que quieren devolver su libertad a los catalanes que hoy la tienen mermada por los separatistas, la inmensa mayoría. Todos deben caminar por el mismo sendero. La defensa de la Unidad frente a la separación.

Y si en esa defensa férrea “algunos” se sienten débiles porque perderán votos entre los independentistas moderados, que miren al resto, ellos se lo agradecerán. En la política, como en la vida, los principios son fundamentales. Y esos no deben tener precio.

Creo que el único mensaje que vale es la verdad. Y la verdad es que Cataluña es España y eso lo dijeron los catalanes desde que España es España y lo volvieron a decir con palmaria claridad hace 37 años.

Gracias.

 

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.