Yolanda Estrada

Pasión por mi familia, mi país, mi ciudad y la política.

Cuando la política es la excusa para no hacer nada y el ejemplo lo tenemos en Ciudadanos, el PP debe trabajar para no solo hacer buena política sino también para desenmascarar esta política-apariencia

Cuando la política es la excusa para no hacer nada y el ejemplo lo tenemos en Ciudadanos, el PP debe trabajar para no solo hacer buena política sino también para desenmascarar esta política-apariencia

Esta semana quiero reflexionar con vosotros sobre la política como excusa para no hacer nada. Para no actuar. Para quedarse en la barrera. Con un objetivo, no meter la pata. Quien nada hace, en nada se equivoca. Nada tienen que reprocharle. Se diferencian de los que hacen. Toman decisiones. Por su capacidad insólita para señalar a los otros diciéndoles que se han equivocado.

Esto parece que es lo que reclama la sociedad. Este tipo de política. Las políticas de apariencia. Marketing. Esas políticas que con una foto sustituyen el no hacer. El no mojarse. Parece que es lo que va ganando puntos. Entre algunos medios empresariales, claramente. Entre algunos jóvenes. Otros no tan jóvenes. Profesionales que están cansados de tanto titular contrario a los políticos. Parece que pasar desapercibido pero acertar en el buen color de la cara en tv o subir la foto adecuada a instagram, gana enteros para ser mejor valorado como político. Ser guapo o guapa. Elegante. Simpático. Y, junto a todo esto, no haber tomado una sola decisión en tu vida. Todo ello suma artículos de opinión a favor.

Los españoles somos rematadamente tontos. ¿No es así? Si nos dejamos embaucar por un mensaje vacío, irreal, falso, pero envuelto en una caja muy bonita….¿lo compramos? Así nos tratan quienes hacen este tipo de política nueva. Nos tratan como tontos, o al menos yo me siento así. Y me repatea.

Los españoles no somos tontos. Estoy convencida de ello. Pero aquellos cuyo único objetivo en la política es no hacer nada y mantenerse así, nos utilizan y tratan como tontos e ignorantes. Estoy convencida.

Pero, como todo en la vida, el camino se demuestra andando. Y quienes no apoyamos estas formas de hacer política, debemos argumentar. Debemos demostrar nuestras afirmaciones. Y luego cada cual saque sus propias conclusiones.

Los partidos políticos más importantes de España deben convencer con hechos. Resultados. Con responsabilidad. Un mensaje lanzado desde el PP no es tan aplaudido como si ese mismo mensaje lo lanza Ciudadanos. Algunos no analizan si días antes Ciudadanos decía todo lo contrario, que normalmente es así. Simple y llanamente le compran el mensaje sin analizar el fondo. Repiten hasta la saciedad que Rivera ha dado esta idea o la contraria. Y los medios lo repican y nos hacen creer a todos que así fue.

Pongo un ejemplo la aplicación del 155. Hay portadas de diarios nacionales, entrevistas a dirigentes importantes de Ciudadanos y palabras de Albert Rivera “desaconsejando la aplicación del 155”. Pero, ay, amigos. A penas unos días después de decir esto, el Gobierno de Rajoy plantea la aplicación del 155 y, ¡sorpresa!, el señor Albert Rivera se pone la medalla de tal decisión.

No me digáis que no nos toman por tontos.

El PP ganó las elecciones en el mes de diciembre de 2015. ¿Os acordáis? Pues bien, no tenía mayoría suficiente para formar gobierno. PODEMOS estaba intentando un gobierno radical de izquierdas. La mayor amenaza para nuestra democracia es que gobiernen los bolivarianos y neocomunistas de Pablo Iglesias.

¿Qué hizo Rajoy? Ofrecer al PSOE y CIUDADANOS un pacto constitucionalista para hacer frente a aquellos que quieren romper nuestra convivencia y cuestionan la validez de nuestra Constitución. Ofreció un gobierno en el que estuvieran representados los tres partidos políticos.

¿La respuesta? La conocéis. NO y ¿qué parte del No, no han entendido? Y por parte de la formación de Rivera, vetaron a Rajoy y Ciudadanos dijo NO.

Así las cosas, El PP no pudo presentar candidato a la Investidura. Y le llamaron cobarde. Que no respetaba la institución. Que había tomado el pelo a todos los españoles. ¿Lo recordáis?

Y entonces se unieron dos perdedores para intentar convencer a PODEMOS. Pedro Sánchez y Albert Rivera firmaron un pacto de gobierno. Por supuesto, el final lo conocemos todos….Segundas elecciones en seis meses.

Y ahora, repasemos que ha pedido Ciudadanos en las elecciones catalanas. Durante la campaña exigió que los partidos constitucionalistas se posicionarán a favor de la lista más votada. Lo contrario a lo que han hecho ellos y han votado. Aún así, el PP siempre dijo que apoyará un gobierno constitucionalista. Sin ningún complejo. A pesar de conocer las contradicciones del partido naranja. Sabía que debían destacar lo que les unía en Cataluña, por encima de lo que les separa, que es mucho.

Y Ciudadanos ha ganado las elecciones catalanas. Y el PP muestra su apoyo a Inés Arrimadas si defiende su proyecto de gobierno. Y el PSOE, sus socios de gobierno a nivel nacional, también le piden que se someta a la investidura.

Amigos, 2 y 2 son 4. Y se quedan tan panchos. Y muchos periodistas los aplauden. Y los ignorantes nos quedamos con la boca abierta. Oiga que el PP les apoyará y el PSOE seguramente también. ¿Por qué no defienden su proyecto político para Cataluña? ¿Por qué Inés Arrimadas no quiere someterse a ese debate?

En fin. Ahora quieren la Presidencia de la Mesa de la Asamblea. Un puestazo sin duda. Pero que no nos hagan comulgar con ruedas de molino. La presidencia aplica el Reglamento de la Asamblea, la ley y la Constitución. Pero no va a tomar ninguna medida política. Ninguna. Quieren vender a los españoles que ellos van a protegernos de la ruptura de Cataluña con España. Cuando eso es una media verdad. Porque si no ha habido ruptura es gracias al Gobierno de Mariano Rajoy. Gracias a su desgaste, incluso político, en Cataluña. En defensa de la Constitución y la unidad de España. No necesitamos que Ciudadanos ocupe ningún puestazo institucional muy bien remunerado. Necesitamos que un partido constitucionalista defienda un proyecto para Cataluña.

Pero, creo, que ese debate no lo veremos. Mejor no hacer nada y seguir girando la ruleta de la fortuna. Y como el gobierno a nivel nacional es del PP, le seguiré culpando de todo y así sigo sumando votos. Presión en votaciones. Exigencias para beneficiar ¿a quién? Y voto todas las leyes que me plazca con la izquierda de este país.

Así que, tengo la esperanza que mi partido vaya poniendo blanco sobre negro y destape la realidad de Ciudadanos. Es cierto, el PP no es perfecto. También es verdad que ha habido y habrá sinvergüenzas frente a los que luchar. Sin duda. La corrupción se combate con leyes duras y preventivas. Con sanciones importantes. Y con una justicia independiente. Pero lo que es evidente es que cuando los españoles hemos querido salir de una crisis, siempre hemos confiado y confiaremos en el proyecto político del PP. Porque tiene un proyecto transparente con valores y principios que hacen que la sociedad avance y progrese. Y, sí, algunos son más antipáticos o más feos, pero los españoles saben que son coherentes. Y es una gran responsabilidad levantar el velo a Albert Rivera y compañía.

Dicen que Ciudadanos avanza muy rápido a nivel nacional, después de los resultados de Cataluña. Y, sinceramente, sin creerlo, creo que debemos ponernos las pilas.

Porque creo que a la hora de la verdad los españoles sabemos distinguir. Nuestros votantes. Los del PP, creo que tendrán muy complicado votar a un partido en el que el derecho a la vida queda por debajo de cualquier otro derecho. Fijaos. Siempre llevan a gala hablar de corrupción. Se les llena la boca. Eso sí, sin tener un solo cargo público con responsabilidad alguna. Sin gestionar ni un euro público. Así, cualquiera.

Sin embargo, y ahora está de actualidad, Ciudadanos con su postura, abstención, ha permitido que la izquierda radical gane una votación para derogar la prisión permanente revisable para delitos de asesinato, entre otros, de extrema gravedad.

¿Por qué Ciudadanos actúa así? La vida se merece, al menos, la misma defensa que el patrimonio. Como los delitos de corrupción, entre otros. O contra la Administración Pública, ¿no creéis? Quienes alteran sus valores en este sentido y además no se mojan para no perder votos, pero hacen perder una votación a quienes defienden la vida…. ¿qué hacemos con ellos?

Alguien les ha dicho que así seguirán sumando y cobrando. Y mientras eso ocurra, yo seguiré escribiendo contra ellos. Sean de Ciudadanos, del PSOE, de mi partido o de cualquier otra formación política.

La política conlleva tomar decisiones y quienes eluden ese objetivo por mantenerse en un escaño o recibir dinero su grupo o su partido, simple y llanamente corrompen el fin último de la política.

Muchas gracias,

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.