Yolanda Estrada

Pasión por mi familia, mi país, mi ciudad y la política.

Consideraciones en torno a VOX, esa ultra derecha que creía necesitar la izquierda de este país con Ciudadanos de cooperador necesario, pero que les ha salido mal y a Andalucía me remito

Consideraciones en torno a VOX, esa ultra derecha que creía necesitar la izquierda de este país con Ciudadanos de cooperador necesario, pero que les ha salido mal y a Andalucía me remito

Cada día estoy más convencida de esta conclusión. Porque sólo un razonamiento tan absurdo y pueril puede justificar: Primero por el silencio de la izquierda ante VOX. Y, después, su griterío y sorpresa tras las elecciones andaluzas.

Lo que está claro es que ha sido ha cumplido su objetivo: Dividir a la derecha. Finalidad: Ganar la izquierda.

Para conseguir ese objetivo ha sido cooperador necesario Ciudadanos. E incluso ha colaborado para hacer creer a los españoles una tendencia política e ideológica que no tienen ni defienden. Ciudadanos no se sitúa en el centro derecha y nunca lo hará. Su tibieza en cuanto a dónde irán sus votos, por ahora, ha sido su mejor arma electoral.

Ciudadanos da cobijo a todos:

A los defensores de la Constitución, a los que no la defienden del todo. A quienes defienden España y a quienes defienden una Cataluña con bastante independencia. A quienes defienden la vida, pero también a quienes defienden el aborto como un derecho. A quienes defienden una migración controlada y a quienes defienden derechos fundamentales de los inmigrantes ilegales.

Ciudadanos defiende todo o nada, dependiendo de las encuestas. Y así abarca un espectro electoral amplio. Pero no ha conseguido su objetivo con la izquierda de este país. Acabar con el PP. Por eso, para el “visionario” de Pedro Sánchez, Ciudadanos ya no le sirve. Le quita votos. Ese “gran visionario” político podría haber decidido fracturar más aún al centro derecha.

Y vaya que lo ha hecho. La ha fracturado tanto, que todo el espectro político situado a la derecha, podrán echar a la administración más corrupta de toda la historia de nuestra joven democracia. La andaluza. Gobernada por el PSOE desde hace casi 40 años.

¡Enhorabuena, Pedro!

Amigos, el centro derecha existe. Y querer acabar con él solo demuestra la falta de principios y valores de los políticos mediocres y tóxicos que tenemos en nuestro país.

Y solo hay un partido capaz de defender la libertad y conjugarla con la defensa de valores democristianos, conservadores y de espíritu constitucional. Sólo hay uno. Y ese partido es el Partido Popular.

Aquí, en Pozuelo. En Madrid. O en Andalucía.

El PP no es VOX. Ni VOX es el PP. Y el PP, ahora, tampoco tiene que endurecer ningún mensaje político. Y VOX no es un peligro para este país.

Siempre que en política salen algunos políticos escaldados porque hayan perdido un congreso o porque no hayan sido los elegidos para las listas electorales o porque ya no tienen cabida en puestos públicos, surgen este tipo de apéndices políticos. Sobre todo en el centro derecha. Sobre este tema algunas podemos escribir y mucho.

Pero centrémonos en la actualidad y VOX.

Santiago Abascal dejó de tener un puesto de trabajo con el PP. Un cargo. Y de la misma manera un eurodiputado, Alejo Vidal Quadras, dejó de ser candidato del PP a Europa. Y así surgió VOX. Dos ex cargos públicos del PP que se quedaron fuera.

¿Hubiera surgido VOX si Santi y Alejo hubieran tenido trabajo? Sinceramente creo que no.

Sabían que podrían consolidar una opción política sin mucho recorrido y que podría ser “incluida” en el PP con el tiempo. Era la mejor inversión de VOX. O de Abascal.

Y la izquierda lo aprovechó:

VOX es la respuesta a una torticera manipulación de la izquierda de este país y con Ciudadanos como palmeros de esta izquierda radical contra el Partido Popular.

Han repetido un mantra para que el centro derecha se destruya. Se deshaga. Se cuestione. Y se “criminalice” al PP. Para muestra, tres “botones”.

1.- El PP es un partido corrupto. Una generalidad usada por la izquierda radical, Ciudadanos, algunos periodistas y algunas editoriales de medios de comunicación. Con esta afirmación han querido decirle a los españoles, “si votas al PP, eres un corrupto”. Y el mensaje demagógico ha calado y situó a Ciudadanos en una opción política creíble, junto a Podemos.

La corrupción de la izquierda ni se valora ni se juzga. Ni siquiera se utiliza, salvo en campañas electorales como la andaluza.

2.- El PP traiciona a sus votantes. Este mantra repetido hasta la saciedad, ha calado, sin duda, en muchos españoles de bien. Si preguntas a qué se refiere esa traición, la respuesta es similar. Impuestos, Cataluña o terrorismo de ETA.

  • Rajoy (PP) subió los impuestos.
  • Rajoy (PP) no aplicó un 155 con mano dura.
  • Rajoy (PP) no ilegalizó a Bildu.

Estas tres premisas han justificado la animadversión y el cabreo de votantes de centro derecha con el Partido Popular. Pero, ¿son ciertas? Cada una de ellas se merece una reflexión a parte. Pero os adelanto que todas son medias verdades, más perjudiciales que una gran mentira.

Y hoy Sánchez es el presidente perdedor “okupando” La Moncloa.

3.- El PP es un acomplejado. Otro mantra que VOX utiliza y airea la izquierda. Los complejos del centro derecha. ¿Para qué? Para defender la vida, la unidad de España, una política migratoria justa. En definitiva, para defender una política de centro derecha.

Otra falsedad cargada de intencionalidad. Yo soy del PP y no siento ningún complejo en defender los valores y principios que representa el proyecto del PP. Y como yo, el 95% de los cargos públicos y orgánicos del PP, así como sus afiliados.

Y así, aireando falsedades. Han generado un estado de ánimo en los votantes que han perdido confianza en el PP y se han refugiado en otras opciones políticas bien de derechas, como VOX, o bien, imágenes “parecidas” al centro derecha, como Ciudadanos.

Esta política de desgaste y de acabar con el PP ha derivado en lo que la izquierda ni siquiera fue capaz de guionizar en series en las que basan toda su estrategia política.

La división del centro derecha no sólo ha traído como consecuencia que el PP pierda apoyos; si no que ha dado la oportunidad de un cambio político en Andalucía después de casi 40 años de gobierno socialista.

Algo ha fallado en sus cuentas.

Cierto es que Ciudadanos al principio no sabía muy bien donde situarse. Pero haber permitido un gobierno del PSOE con su abstención, hubiera sido su ruina política en el resto de España.

Cs y Rivera lo saben. Sólo miran tendencias, encuestas. Es lo que cuenta para ellos. Y finalmente tendrán que apostar por el verdadero cambio en Andalucía. No les queda otra.

La izquierda ruge y califica de “fascistas” a los votantes de VOX. Hasta han llegado a intentar identificar quiénes han votado a VOX. En una actuación más digna de dictaduras que de democracias. Ahora están preocupados por VOX. Ahora. Ahora que todos fallaron.

Amigos, a mí no me preocupa VOX. Y menos aún sus votantes o posibles votantes.

Me preocupan más las mentes que han provocado esta situación política. Me preocupa la demagogia utilizada por unos y otros en contra de los intereses de España. Me preocupa el nivel político al que hemos llegado. Me preocupa que se cuestione un resultado electoral. Que es democrático si se opta por PODEMOS y anticonstitucional si la elección es VOX.

Me preocupa la doble moral. El cinismo y la incoherencia.

El PP ha cometido errores. Sin duda alguna. Pero promover movimientos radicales y falsificar mensajes de otros partidos políticos. No ha sido una conducta reprochable al PP. No, amigos.

Los españoles merecemos un respeto. Optemos por unos u otros.

Los votantes de VOX un día votaron al PP o al PSOE o incluso a PODEMOS. Y creo que lo hay que hacer, desde el punto de vista político, es recuperar la confianza de esos votantes. No insultarles ni menospreciar su opción política.

Repito. Opción jaleada por todos contra el PP y aprovechada por VOX.

Quedan pocos meses para unas nuevas elecciones. Espero y deseo que el PP pueda volver a recuperar un espacio “usurpado” por la izquierda y “manipulado” por izquierda, centro y algunos medios.

Y pronto. Muy pronto. La estabilidad vuelva a la política nacional.

Gracias.

Yolanda Estrada

Yolanda Estrada Madrid

Comentarios cerrados.